Algunas pinceladas sobre el método de la terapia gestalt

Para aportar una presentación de los parámetros en los que se inscribe esta teoría y método, nos ha parecido curioso colorear dentro del texto fundador los párrafos en los que los autores hablan de la terapia gestalt como método. De manera que hemos recogido algunas de las afirmaciones originarias en que los primeros autores concibieron este método de terapia. Sin duda, el resto de esta obra consiste en desplegar las formas en que se van a concretar estas ideas fundamentales. Sin duda, el texto al que me refiero es la obra “Terapia Gestalt: excitación y crecimiento de la personalidad humana” Perls, Hefferline y Goodman (1951).

Algunas pinceladas en que los autores esbozan sucintamente los parámetros en los que se inscribe el método que despliegan a lo largo de la obra de forma más pormenorizada.

. “La Terapia Gestalt…toma  como punto de partida algo tan obvio que normalmente las ciencias humanas y sociales lo pasan por alto: el intercambio que se da sin cesar entre el organismo humano y su entorno circundante en todas las áreas de la vida; este intercambio ata mutua e inextricablemente a la persona con el mundo” (pág. xxx).

. “La Terapia Gestalt coge de la Psicología de la Gestalt clásica la noción de que la masa de datos sin organizar que se nos presenta a través del entorno está organizada y formada, por el receptor, en “totalidades”, que tienen forma y estructura típica, y que son estas totalidades estructuradas subjetivamente, y no los datos primarios que en última instancia son incognoscibles, las que componen la experiencia de una persona. La manera concreta cómo estas totalidades de experiencia, llamadas “Gestalts”, se producen está influida por las necesidades, apetitos, impulsos, intereses, etc., de una persona” (pág. xxxi).

. “La Terapia Gestalt consiste en …”un examen atento de cómo hace el paciente para crear su experiencia (incluyendo la repetición de respuestas a traumas pasados) en el presente. Lo que le interesa a la Terapia Gestalt no es tanto saber en dónde pudo quedar detenido el desarrollo de un paciente en su niñez, sino ayudarle a identificar y trabajar después con sus ansiedades y bloqueos presentes, quizás mejor llamados perturbaciones de contacto que resistencias, que impiden que se produzca la siguiente etapa de crecimiento” (pág. xxxiii).

. “En Terapia Gestalt, se le da valor terapéutico a prestar atención extrema al momento presente, esto significa que es de extraordinaria importancia, en una sesión de terapia, la observación de los cambios de la frontera-contacto entre el terapeuta y el paciente. Los dos pueden aprender, exactamente, cómo y en dónde empieza a perturbarse el contacto…..Se trata de insistir en el hecho de que el momento presente (el famoso “aquí y ahora” de la terapia gestalt) es una forma de dar a conocer al terapeuta y al paciente dónde deben centrar su atención mientras hacen Terapia Gestalt. El momento presente fue introducido por Perls, Hefferline y Goodman como la metodología más eficazmente terapéutica, no como una forma de vivir” (pág. xxxiii).

. “La Terapia Gestalt es una fenomenología aplicada… Tal como la concibe la Terapia Gestalt, la frontera-contacto es una construcción fenomenológica…Ninguna de estas concepciones (se refieren al concepto de frontera-contacto y al concepto self) supone una entidad fija, que se detenga lo suficiente para ser cosificada o medida cuantitativamente” (pág. xxxiii).

. “La filosofía fenomenológica, como la psicología académica de la Gestalt de Wertheimer, Köehler y Koffka, con la que en ciertos aspectos está muy relacionada, se ocupa principalmente de los problemas de percepción y cognición. Como una teoría para la psicoterapia la Terapia Gestalt se ocupa también de los aspectos voluntarios, activos y emocionales, y los rasgos marcados por la ansiedad de la existencia humana” (pág. xxxvii).

. “Se puede captar el aroma especial de la Terapia Gestalt cogiendo una de las formulaciones de Arnold Toynbee. Defendía que la historia no podía basarse en el modelo de las ciencias naturales, ya que las acciones humanas no son una causa sino un desafío y sus consecuencias no son un efecto, sino una respuesta. La respuesta a un desafío no es inalterable, por eso la historia es inherentemente impredecible. De un modo similar, la Terapia Gestalt contempla el curso del desarrollo humano (y, por tanto, la sesión de terapia misma) como un desafío y una respuesta, más que como una causa y un efecto. Donde hay un desafío, más que una mera causalidad, hay una ansiedad que no se puede erradicar. Pero puede transformarse en algo más productivo que un síntoma o en un carácter neurótico” (pág. xxxvii).

. “Creemos que el punto de vista gestáltico es el enfoque original, natural y sin distorsión de la vida; es decir, del pensamiento, de las acciones, de la sensibilidad del hombre. La persona media, educada en una atmósfera de divisiones, ha perdido su sentido de la Totalidad, su Integridad” (pág. xl).

. “En Terapia Gestalt, -en lugar de sacar los recursos del inconsciente, trabajamos con lo que está en la superficie-”…(pág. xlv).

. “Sólo agarrando lo obvio, disolviendo lo petrificado, diferenciando entre el bla, bla, bla y las preocupaciones reales, entre lo obsoleto y lo creativo, es como puede el paciente recuperar la vivacidad y la elasticidad de la relación figura/fondo” (pág. xlv).

. “No tiene sentido tratar un comportamiento psicológico fuera de su contexto sociocultural, biológico y físico. Al mismo tiempo, la figura es especialmente psicológica, tiene propiedades específicas observables de intensidad, claridad, unidad, fascinación, gracia, vigor, flexibilidad, etc., según se considere principalmente el contexto como perceptivo, afectivo o motor. El hecho que la Gestalt tenga propiedades psicológicas específicas observables es de una importancia capital en psicoterapia, ya que nos da un criterio autónomo de profundidad y de realidad de la experiencia. No es necesario tener teorías sobre el comportamiento normal o el ajuste a la realidad salvo para explorar. Cuando la figura es sosa, confusa, desprovista de gracia, carente de energía (una gestalt débil), podemos asegurar que hay una falta de contacto, que algo del entorno no se ha tenido en cuenta, alguna necesidad orgánica vital no se ha expresado. La persona no está totalmente allí, es decir, la totalidad de su campo no puede ceder sus necesidades y sus recursos para completar la figura” (pág. 11).

. “La Terapia Gestalt como análisis de la Gestalt: La terapia consiste, entonces, en analizar la estructura interna de la experiencia real sea cuál sea el grado de contacto que tenga: no tanto lo que se está experimentando, recordando, haciendo, diciendo, etc., sino cómo es recordado lo que se ha recordado, o cómo se ha dicho lo que se ha dicho…Al trabajar sobre la unidad y la falta de unidad de esta estructura de la experiencia, aquí y ahora, es posible reconstruir las relaciones dinámicas de la figura y del fondo hasta que el contacto se acreciente, la consciencia inmediata se esclarezca y el comportamiento se energetice.  Lo más importante de todo: conseguir una gestalt fuerte es en sí mismo curativo ya que la figura de contacto no es simplemente una señal de, sino que, por sí misma, es la integración creativa de experiencia” (cursiva en el texto original) (pág. 11).

. “En psicoterapia, nosotros buscamos la presión de las situaciones inacabadas en el momento presente y, mediante la experimentación en el presente de las actitudes nuevas y del nuevo material sacado de la experiencia de la realidad cotidiana, buscamos una integración mejor” (pág. 15).

. “Nuestro método terapéutico consiste en ejercitar la función ego del self, es decir, las diferentes identificaciones y alienaciones mediante experimentos de la consciencia inmediata deliberada de nuestras diferentes funciones hasta hacer vivir espontáneamente la sensación de que “soy yo quién está pensando, percibiendo, sintiendo y haciendo esto”. Al llegar a este estado, el paciente puede hacerse cargo de si mismo” (pág. 16)

. “La psicoterapia propuesta enfatiza lo siguiente: concentrarse en la estructura de la situación real; preservar la integridad de lo real, encontrando la relación intrínseca de los factores socioculturales, animales, y físicos; experimentar y promover el poder creativo del paciente para volver a integrar sus partes disociadas” (pág. 17).

. “La psicoterapia es un proceso de experimentación de situaciones de vida, procesos arriesgados que exploran lo oscuro y lo desconocido, sin embargo, al mismo tiempo son seguros, de tal manera que se puede relajar la actitud deliberada” (pág. 53).

. “Definimos terapia como “una autorregulación en situaciones de urgencia experimentales y seguras” (pág. 63).

. “El método consiste en utilizar todas las partes que funcionan como funcionales, no poner entre paréntesis u olvidar alguna parte que no funciona en la situación real, encontrar el contexto y la experimentación que las activen a todas como una totalidad del tipo requerido. Las partes que funcionan son las siguientes: la autorregulación del paciente, el conocimiento del terapeuta, la liberación de la ansiedad y (en especial) el valor y el poder creativo formativo que se encuentran en cada persona”.

. “La estructura de una situación es la coherencia interna de su forma y de su contenido, y nosotros tratamos de demostrar que concentrarse sobre la estructura de la situación es lo que aporta una relación correcta entre la autorregulación continua del paciente y la concepción del terapeuta” (pág. 75).